Skip to content

Segunda semana, parte II

12 enero, 2012

Bueno, retomo el asunto después de romper mi promesa de escribir durante las vacaciones navideñas… en fin, debí suponer que no iba a tener nada de tiempo estando en Madrid sólo durante 6 días y con todas las celebraciones propias de las Navidades de por medio.

Como se os habrá olvidado, de qué iba todo esto, os recuerdo, me he ido a vivir a Dublín. Y para celebrar lo bien que me va  y lo bonito que es todo me estoy dedicando a soltaros un rollo espectacular sobre mi vida aquí. Algunas personas de buen corazón me dicen que les gusta, e incluso me animan a escribir más a menudo, yo sé que lo hacen porque me quieren y prefieren que no me pase el día en el pub bebiendo cerveza, aunque piensen como el resto de la gente que el blog es un truño tan grande como un millón de libros de Lucía Etxeberría apilados y rebozados con estiercol XD. La verdad es que tenéis toda la razón, pero como me da bastante igual, voy a seguir escribiendo, si la memoria no me abandona (qué os pensabais, que iba a dejar de ir a los pubs de verdad?).

Después de la locura de llamadas del lunes, la cosa se normalizó un poco y el número de las mismas fue bajando, pero lo peor era que no tenía entrevistas con empresas finales, si no absurdas conversaciones telefónicas con las agencias de reclutamiento preguntándome sobre cosas de mi CV y contándome posibles trabajos en los que podía encajar mientras yo repetía sin pudor alguno mis dos frases más usadas aquí: Sorry, can you repeat that? y Can you speak slower, please? En resumen, cero avances en relación a la búsqueda de trabajo, pero bueno, la semana prometía en otros aspectos, a saber, primer martes completo en Dicey’s (aquel sitio de todo a 2€ los martes) y la fiesta de Halloween en la academia. Not bad, not bad at all 😉

Del Dicey’s sólo os voy a contar que al día siguiente no fuimos a clase, y eso que empezaba a las 14:30… y no os cuento nada más porque realmente no me acuerdo, pero no pongáis esas caras de desaprobación, hace más de dos meses de esto, es normal que no me acuerde, no culpéis al alcohol de todo! (mensaje a mis padres: en realidad no bebo, pongo todo esto para hacer el blog más entretenido, es como una figura literaria. Estas cosas se hacen todos los días, si no cómo explicas que en pleno Siglo de Oro español haya un tío con una katana, eh Aguila Roja?) .

Antes de la fiesta de Halloween del viernes, el jueves tuvimos un momento de puro sentimiento irlandés, fuimos a sacarnos el PPS number, que básicamente es un numerito que te identifica y que es necesario para trabajar aquí. También fuimos al FAS, que es como una oficina de empleo, donde tienen unos ordenadores donde puedes buscar ofertas de trabajo e imprimirlas, totalmente inútil.

Llegó el fin de semana, y con él la fiesta de Halloween en Delfin. En el top 3 de fiestas que he tenido en Dublín, probablemente porque llevamos nuestra propia bebida, y como todo el mundo sabe, las botellas de litro y medio de Bezoya son lo mejor para las fiestas de viernes noche, aunque no sé por qué en la etiqueta ponía no sé qué de Habana, probablemente sea agua en irlandés, vete tú a saber. El caso es que lo pasamos de pelotas y conocimos a bastante gente interesante, mención especial aquí a mi amiga Marta, que ya no está en Dublín y probablemente no leerá este blog (más que nada porque está en español y ella es italiana), pero probablemente conocerla haya justificado toda esta aventura y ahora tengo una nueva hermanita en Milán. Bueno, sentimentalismos aparte, os dejo una foto que refleja que mal no lo estaba pasando:

El sábado fue más tranquilo, vimos el partido del Madrid en el Woolshed, un pub australiano que se ha convertido en lugar de referencia en nuestras vidas por sus pantallas gigantes, y salimos por Temple Bar a tomar algo tranquilamente. Y el domingo fuimos a Phoenix Park, que al parecer es el parque más grande de Europa dentro de una ciudad. La verdad es que no llegamos allí demasiado pronto y ya estaba oscureciendo, así que no vimos demasiado del parque, pero bueno, algún día volveré allí a reaprender a montar en bici. Por la noche fuimos a casa de Cris y Andrea, las chicas que conocimos en nuestro primer día en Dublín, cenamos en un restaurante japonés bueno, bonito y barato y nos fuimos de fiesta a Fitzsimons, que es lo más parecido al Star Studio que hay por aquí.

Bueno, cierro el capítulo, como anticipo, en la siguiente semana las cosas se fueron poniendo serias: entrevistas de trabajo, búsqueda de piso… cosas de mayores, vamos 🙂

Anuncios

From → General

3 comentarios
  1. Bueno Miguel sólo te digo una cosa: Tienes más futuro literario que Lucía Echebarría. No se si esto te animará mucho o con esto decidas dejar de escribir…pero ahí queda 😉

  2. Pero bueno….¡Qué pasa con Lucía Etxeberría? ¡A mi me gustan sus libros y como escribe! 🙂 A ver si ya por fin te mando la version mejorada de tu curriculum….con lo bien que escribes en tu blog y lo mal que te “vendes” en tu cv, ja, ja 🙂 Lo siento por el restraso…pero por fin tengo algo de vacas y me pondré con ello. Ya sabes lo que dicen en Suecia: “El que espera algo bueno nunca espera demasiado tiempo” 😉

    • Jajaja, mis disculpas si te has sentido ofendida por lo de Lucía Etxeberría, como podrás ver no le tengo ninguna simpatía ni a ella ni a su obra… Genial lo del CV, siempre es bueno recibir consejos de una experta 🙂 Cuídame al gordito, que ya está entrando en una edad un poco mala 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: