Skip to content

Recapitulando: Primera semana en Dublín, parte II

15 noviembre, 2011

Seguimos con la aventura. Primera clase en Delfin School. De los 8 alumnos, 7 hablamos español. Casi nada. Por suerte, el profesor es un tío la mar de majo (Derick, I know you’re reading this), eso si, más largo que un día sin pan, sólo deciros que en Halloween se disfrazó de Torre Eiffel, podéis ver las fotos en Facebook para comprobarlo. Pero no adelantemos acontecimientos, la fiesta de Halloween fue la semana siguiente.

La clase transcurre con normalidad, salvo que a lo largo de la clase vamos recibiendo puntos como en una especie de liga, y el que tenga más puntos al final de la semana se lleva un Delfin Dollar. Yo, sin tener ni idea de qué es un Delfin Dollar, paso bastante del asunto, pero más tarde me entero de que se pueden cambiar por cerveza, con eso me han ganado, hay que dar el 100% en las clases.

Salimos de clase y acompañamos a nuestro recién inaugurado amigo Alberto a su casa, la cual queda bastante cerca de la academia. Mientras charlamos en el portal, dos chicas españolas se bajan de un taxi cargadas de maletas y demás trastos. Claro síntoma de mudanza. Así que, como buenos caballeros que somos, nos ofrecemos gentilmente a echarlas una mano. Con las maletas, se entiende. Total, que nos quedamos los 5 charlando en su nuevo apartamento. Al parecer, las chicas trabajan en Oracle, y se ofrecen para dejar caer nuestros currículums por las oficinas de la citada empresa. Hablamos durante hora y pico y nos volvemos cada uno a su casa con la sensación de haber aprovechado el día.

Llegó el martes y yo sólo tenía dos cosas en la cabeza, la casa vieja y cochambrosa en la que me había tocado vivir (bastante sucia, sobre todo cocina y baño, un asco vamos) y si iba poder ver al Madrid esa noche. Ambas cuestiones se resolvieron ese mismo día. Las soluciones, la casa de Santi y el Dicey’s Garden.

Empezando por la primera, como mandan los cánones (jeje, siempre me gustó esa frase), Santi me había comentado que estaba muy contento con su casa y con su casera, Jean, una señora encantadora que vivía en la casa con él y otros dos inquilinos, Alex, una chica de Palencia, y Michael, un chaval de Suiza. El tema era que Michael se piraba ese finde, así quele dije a Santi que se enterara de si la habitación de Michael se quedaba vacía o si ya estaba asignada a alguien. Pero tampoco hizo falta, ya que Jean había preparado una cena de bienvenida para Santi ese mismo martes y me invitó a mi también. Como he dicho antes, encantadora.

Después de una cena típica irlandesa, le lancé a Jean mi idea de mudarme allí el domingo, y ella, por supuesto, se mostró encantada con la idea, así que después de los trámites con la academia (ellos gestionaban mi alojamiento durante el primer mes) acordé el traslado a casa de Jean y Santi. Problema resuelto.

Ahora toca hablar del Dicey’s. Tema importante en mi vida aquí. En realidad creo que es un hotel, pero para nosotros es un bar, con una peculiaridad, los precios. Si vas el martes, está todo a 2€, las pintas, las hamburguesas, las patatas… una locura. Y si vas antes de las 7 no te cobran entrada. Así que salir de la academia a las 6 e ir directos al Dicey’s se antojaba un plan sumamente interesante. Como bonus track, echaron el partido del Madrid en el Dicey’s, pero sólo pudimos ver la primera parte, ya que teníamos la cena de bienvenida en casa de Jean.

Bueno, ya me he pasado de 600 palabras, es un tocho bastante majo, así que lo dejo por hoy. A ver si mañana en un rato me pongo con la tercera parte, prometo enrrollarme menos 🙂

P.D. Hoy he firmado mi primer contrato de trabajo aquí. Yey! Sé que es un spoiler tremendo en el desarrollo de la trama, pero tenía que contarlo. Por cierto, podéis dejar comentarios, a mi también me gusta leeros 😉

Anuncios

From → General

4 comentarios
  1. Rodri permalink

    Enhorabuena por todo Maiky! Ya tengo ganas de que publiques otro post, manda narices que no me enganche a ninguna serie y ya esté esperando una nueva publicación tuya, jejeje. Cómo sabes tenía intención de ir cuanto antes a hacerte una visita, pero la cosa se ha complicado bastante. Necesito ahorrar, asi que en cuanto tenga pasta me dejaré ver por allí. Me alegro mucho de que todo vaya bien. Un abrazo fuerte! Se te echa de menos

    • Rodri, figura! Publicaré el siguiente post en cuanto puedo, probablemente esta tarde/noche. Ven cuando puedas, aquí siempre serás bien recibido y tratado con los honores que te mereces. Un abrazo fuerte para ti también. Cuidate y cuida del resto, que tu eres el fuerte 😉

  2. Julián permalink

    Al final voy a tener que dar la razón a aquellos (bueno, habitualmente aquellas) que dicen que los hombres somos simples y se nos compra con las cosas mas sencillas. A unos con cerveza, a otros con sexo y a otros con ambas cosas (¡incluso a la vez! XDD).

    Me alegra que todo te vaya bien, ya iré dejando los correspondientes comentarios chorras.

    Oye un abrazo!!

    • Claro que tienen razón, con muy poquito se nos tiene contentos xD

      Otro abrazo Juli, gracias por comentar!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: